!ÁNIMO PARA LOS ESTUDIANTES DE LA PAEG!

martes, 5 de septiembre de 2017

PLANTILLA-ESQUEMA. HISTORIA GEOLOGICA Y RELIEVES MORFOESTRUCTURALES

PLANTILLA-ESQUEMA. VARIEDAD LITOLÓGICA: DOMINIO SILICEO, CALIZO, ARCILLOSO Y VOLCÁNICO. RELIEVES DE EROSIÓN.

PLANTILLA-ESQUEMA. UNIDADES DE RELIEVE: MESETA. REBORDES MONTAÑOSOS.

Esquema Unidades de La Meseta by FÉLIX GONZÁLEZ CHICOTE on Scribd

Esquema Bordes de La Meseta by FÉLIX GONZÁLEZ CHICOTE on Scribd

PLANTILLA-ESQUEMA. CORDILLERAS Y DEPRESIONES. RELIEVE INSULAR

Esquema Cordilleras de Plegamiento by FÉLIX GONZÁLEZ CHICOTE on Scribd

1.2. VARIEDAD LITOLÓGICA

1.3. UNIDADES DE RELIEVE. MESETA Y REBORDES MONTAÑOSOS

1.4. RELIEVES EXTERIORES. CORDILLERAS Y DEPRESIONES. RELIEVE INSULAR

domingo, 3 de septiembre de 2017

ANTROPOGEOGRAFÍA / FRIEDRICH RATZEL

Escuela alemana de geografía humana. La Antropogeografía se considera a veces sinónima de Sozialgeographie, pero el término se reserva con más frecuencia para el concepto de geografía humana desarrollado por Friedrich Ratzel en su famosa Anthropogeographic (1882 y 1891). Existen algunas diferencias entre los dos volúmenes que componen la obra. Según Hartshorne (1939), Ratzel organiza su material en el primer volumen "basándose primordialmente en las condiciones naturales de la Tierra, que estudió en su relación con la Cultura humana", reelaborando así las ideas de Karl Ritter; mientras que en el segundo volumen "el propio Ratzel invierte el proceso en gran parte". Según Dickinson (1969), el primer volumen era esencialmente dinámico, "se aplicaba la geografía a la historia", mientras que el segundo era estático y trataba de "la distribución geográfica del hombre". Cualesquiera que sean los matices que se resalten, queda claro que el proyecto de Ratzel no constituía una forma de DETERMINISMO AMBIENTAL, como se ha sugerido en comentarios posteriores, y que se caracterizaba más bien por su demostración de la posibilidad de estudiar científicamente las relaciones entre el hombre y el entorno mediante un sistema definido de conceptos. 



Por otro lado, su Politische Geographie (1897), en muchos aspectos, constituye la culminación de estos ideales. Allí, Ratzel describía el ESTADO como "un cuerpo vivo que se ha extendido sobre una parte de la tierra y se ha diferenciado de otros cuerpos que también se han expandido". El objeto de estas expansiones, señalaba Ratzel, era siempre "la conquista de espacio", siendo esto lo que se formalizó en el concepto de Lebensraum: "el área geográfica en la que los organismos vivos se desarrollan". Él era plenamente consciente del peligro de caer en un "organicismo", pero, incluso así, insistía en que: "Tanto como la lucha por la existencia en los mundos animal y vegetal se centra en la importancia del espacio, así los conflictos entre naciones son en gran parte sólo luchas por un territorio". Autores como Wankly (1961) consideran el Lebensraum como "un concepto biogeográfico fundamental" y los escritos de Ratzel eran, a sus ojos, dirigidos en primer lugar a "descubrir el alcance y el contenido de la biogeografía". 

Existe, ciertamente, una tradición importante de reflexiones biogeográficas en Geografía humana y, en este sentido, es importante la continuidad entre el Lebensraum de Ratzel y el genre de vie de Vidal de la Blache. La visión de Dickinson (1969) de la formulación original de Ratzel, desprovista de las distorsiones que sufrió durante el Tercer Reich, como "uno de los más originales y provechosos de todos los conceptos de la geografía moderna", conviene tenerla en cuenta. 

Fuente: R.J. Johnston, Gregory, D y Smith: Diccionario de Geografía Humana, Alianza, 1981. 

COROGRAFÍA-COROGRAFÍA. ORIGEN DE LA DISTINCIÓN GEOGRAFÍA GENERAL Y ESPECIAL (REGIONAL)

El estudio de la diferenciación espacial. La Corología es el foco de mayores desacuerdos en las formulaciones clásicas de la Geografía. 

En su Geografia, escrita entre el ario 8 a. de C. y el 18 d. de C., Estrabón afirmaba que el geógrafo era "la persona que intentaba describir las partes de la tierra (cho-rographein)", siendo Corografía y Geografía sólo una ciencia. Pero en el Libro I de la Geografía de Ptolomeo se dice que la geografía debe dar: "una visión, de la totalidad, análoga al dibujo de una cabeza", mientras que "la corografía tiene como objeto la descripción de las partes, como si uno dibujara sólo una oreja o un ojo" (Bowen, pp. 28-30). Como Bowen muestra, la distinción establecida por Ptolomeo tuvo una poderosa influencia en las formulaciones siguientes de geografía general y geografía especial. 

La moderna definición de Geografía como «ciencia corográfica» fue argumentada con mucha fuerza por R. Hartshorne en The nature of geography (1939), que realizaba una reconstrucción crítica de los caminos en que tal definición había sido históricamente utilizada. Para Hartshorne, Corología es sinónimo de Geografía regional y podría considerarse como la «ciencia de la región».



Desde que se planteó por Schaefer el debate sobre el excepcionalismo en Geografía -a pesar de los matices y calificaciones que Hartshorne ha indicado- Corología se ha utilizado ampliamente en polémica oposición a Análisis espacial, la una supuestamente "especial" o idiográfica y el otro como "general" o nomotético. Pero esto es inexacto, porque Hartshorne había reconocido que hay conexiones fundamentales entre los dos. Más recientemente, el uso del término «Corología» ha recibido un nuevo impulso por parte de algunos especialistas en Geografía temporal, para indicar el interés conjunto de los conceptos cronología y corología, y esta tradición en desarrollo ciertamente no permite una fácil separación entre lo general y lo particular. 

Fuente: R.J. Johnston, Gregory, D y Smith: Diccionario de Geografía Humana, Alianza, 1981. 

sábado, 2 de septiembre de 2017

Umwin-Habermas. Geografía en el contexto de las Ciencias Sociales del siglo XX.

Uno de los libros clásicos para abordar la evolución del pensamiento geográfico contemporáneo es de Tim Unwin (1995) El lugar de la Geografía. Ed. Cátedra Universidad. El libro pone en contacto la división de las ciencias realizada por Habermas con las tendencias y corrientes del pensamiento geográfico del siglo XX. El siguiente cuadro resume su planteamiento y puede servir para complementar a una visión de las líneas de pensamiento geográfico del siglo XX. 


viernes, 19 de febrero de 2016

LEYENDA DE LA ARDILLA VIAJERA PENINSULAR


La bonita leyenda de que hace 2.000 años un ardilla podía ir saltando de copa en copa por los árboles desde los Pirineos hasta Gibraltar, atribuida al geógrafo griego Estrabón, es tan bonita y lapidaria como falsa. 
El profesor Martí Boada se ha tomado la molestia de repasar la obra Geografika de Estrabón (63-19 a.C) y no ha encontrado cita por ningún lado. No da credibilidad al hecho de que la Península Ibérica haya estado nunca en condiciones boscosas que dan a entender la leyenda de la ardilla. "No es rigurosa", afirma Martí Boada, "aunque Estrabón describiera los paisajes ibéricos como selváticos".
Sostiene Boada que desde el neolítico los bosques españoles son el resultado de una interacción sostenible con los habitantes de la Península en un balance oscilante, siempre en función de las necesidades de madera o la presión invasora de la agricultura. 

María Luisa de Lázaro Torres; Isidro de Miguel García y Carmen Pascual Otero, Geografía, McGrawHill. Madrid, 1997.

Para saber más PROYECTO ARDILLA

lunes, 2 de noviembre de 2015

PRÁCTICA. MAPA DE LITOLOGÍA. ROQUEDO, MODELADO Y LOCALIZACIÓN.

Realizar un comentario del mapa con las litologías dominantes en la Península Ibérica indicando su características geológicas (roquedo), modelado y localización.
El mapa muestra la distribución de los terrenos silíceos, calizos y arcillosos en la Península Ibérica y Baleares. El primer autor que habló de la España silícea, caliza y arcillosa fue Hernández Pacheco, y geógrafos prestigiosos como Solé Sabaris, y Vila Valentí, han continuado con esta clasificación de materiales. 

LOS TERRENOS SILÍCEOS. 
Geología: están integrados por rocas antiguas de la era precámbrica y primaria. Por tanto, forman parte de ellos relieves surgidos en la orogénesis herciniana de la era primaria, convertidos en zócalos, y rejuvenecidos en ciertos durante la orogenia alpina.
Modelado: en esta área la roca predominante es el granito. El modelado está determinado por las características de esta roca, cristalina y rígida, sensible a distintas formas de alteración. Los procesos de erosión del granito son: 
→  En unos casos, el granito es alterado químicamente y en profundidad por el agua: sus cristales se descomponen y se transforma en arenas pardoamarillentas, que pueden alcanzar grandes espesores en los va­lles y zonas de escasa pendiente.
 En otros casos, la alteración del grani­to se produce a partir de una red de diaclasas o fracturas. La gelifracción es un proceso mecánico(fracturación y lajamiento de la roca) que se produce por los cambios de temperatura y con ella la roca sufre un proceso de desagregación granular al penetrar el agua por las fisuras y convertirse en hielo.
Las formas más importantes que genera el granito según la altitud son: 
a) En las áreas de montaña, el agua se filtra por las fracturas de las rocas y, al helarse posteriormente aumentando de volumen, las rompe. Ello da lugar a la formación de crestas agudas y escarpadas y dentadas (galayos) y la aparición de canchales o acumulaciones de fragmentos de rocas rotas al pie de las montañas.
b) En las zonas menos elevadas, si la alteración se produce a partir de diaclasas paralelas a la superficie, origina la descamación o disgrega­ción lenta del granito, resultando un paisaje suavemente ondulado, de formas redondeadas formando domos. Si la alteración se produce a partir de una red de diclasas perpendiculares, se forman bolas. Estas pueden quedar amontonadas unas sobre otras formando berrocales. En ellos son típicos los tores (apilamientos de bolas graníticas) y las rocas caballeras (bolas situadas en equilibrio sobre una de sus superficies más pequeñas). Otras veces, las bolas se disponen caprichosamente en las laderas o al pie de las montañas. 
Localización: se encuentra mayoritariamente en el oeste peninsular: las penillanuras zamorano-salmantinas y extremeñas, que forman parte del zócalo de la Meseta y los macizos antiguos o sectores rejuvenecidos de este mismo zócalo que constituyen  ramificaciones hacia la parte occidental de la cordillera Cantábrica, el Sistema Central, los Montes de Toledo y Sierra Morena. También se localiza en otras áreas donde que­dan restos de macizos antiguos: plegamientos terciarios en la zona axial de los Pirineos y algunos sectores ­del Sistema Ibérico, de la cordillera Costero-Catalana, del Sistema Penibético.


LOS TERRENOS CALIZOS.

Geología: sedimentos marinos depositados en el la era secundaria en el borde del zócalo de la Meseta, o en las fosas marinas béticas y pirenaica, que se plegaron durante la orogenia alpina de la era terciaria. 
Modelado: la roca predominante es la caliza, una roca dura que se fractura forman­do grietas, pero que se disuelve fácilmente con el agua de llu­via, sobre todo a través de las diaclasas. También aparecen conglomerados, areniscas y margas en los paisajes calizos. Da lugar a un relieve complejo, cuyas formas características son las siguientes:

Lapiaces o lenares presentan formas variadas. En unos casos son surcos abiertos por las aguas de escorrentía sobre las vertientes (lapiaces de vertiente) o sobre superficies llanas con fi­suras. Si las fisuras están próximas entre sí, los surcos son estrechos y separados por tabiques cortantes (lapiaces lineales), mientras que si están separadas, quedan extensas superficies planas entre los surcos (la­piaces en mesas). En otros casos, los lapiaces son cavidades separadas por tabiques agu­dos, formadas en los puntos donde la topografía de detalle permite una mejor retención del agua (mar de piedra).
- Gargantas, foces u hoces son valles estrechos y profundos, en­marcados por vertientes abruptas, causados por los ríos.
- Poljés son depresiones o valles cerrados de fondo horizontal. Están recorridos total o parcialmente por corrientes de agua, que desa­parecen súbitamente por un sumidero o ponor y continúan circulando subterráneamente. El poljé puede inundarse de forma temporal o per­manente (transformándose en un lago) si el agua superficial rebasa la capacidad de desagüe de las grietas o de los pozos o si se eleva el nivel de las aguas subterráneas.   
- Dolinas o torcas son cavidades que se originan en los lugares donde el agua se estanca. Pueden tener formas diversas (circulares, de embudo, de pozo) y unirse con otras cavidades cercanas, creando de­presiones de trazado complicado denominadas uvalas.
- Cuevas se crean al infiltrarse agua por las fisuras del terreno cali­zo y circular de forma subterránea. En ellas suelen formarse estalactitas (a partir del agua, rica en carbonato calcico, que gotea del techo) y esta­lagmitas (a partir del agua depositada en el suelo). El agua infiltrada puede volver a la superficie a través de manantiales (fuentes vauclusianas), resurgencias u "ojos" del río.
- Simas son aberturas estrechas que comunican la superficie con las galerías subterráneas.
Localización: en forma de Z invertida que se extiende por el área del País Vasco en la Cordillera Cantábrica, los Montes Vascos, el sector oriental de la cordillera Cantábrica, parte de los Pirineos (Prepirineos), el Sistema Ibérico, parte meridional de la cordillera Cos­tero-Catalana, y la cordillera Subbética que se prolongan hacia las Baleares (Sierra de Tramuntana y de Levante en Mallorca y Es Amunts en Ibiza). 

LOS TERRENOS ARCILLOSOS.
Geología: área constituida por materiales sedimentarios poco resis­tentes (arcillas, margas y yesos) depositados a finales del terciario y en el Cuaternario en bloques hundidos del zócalo de la Meseta durante la orogénesis alpina y en las prefosas alpinas paralelas a las cordilleras alpinas pirenaica y bética.
Modelado Las rocas principales que integran esta área son arcillas, margas y yesos, caracterizados por su escasa resistencia.
El relieve arcilloso es básicamente horizontal, ya que son terrenos no afectados por plegamientos posteriores. Su erosión es rápida, debido a la blandura de los materiales. Los ríos abren valles que separan estructu­ras horizontales, que son pronto desgastadas, dando lugar a relieves suavemente ondulados.
En las zonas en las que alternan largos períodos secos y calurosos con otros de lluvias torrenciales, cortas e intensas, y no existe la protección vegetal (SE peninsular), el agua de arroyada desgasta las vertientes, ori­ginando cárcavas o hendiduras estrechas y profundas separadas por aristas, que crean una topografía abrupta similar a una montaña en mi­niatura. Su amplio desarrollo sobre una zona da lugar al paisaje llamado badlands.
Localización: Forman las depresiones de la submeseta norte y sur y las depresiones del Ebro y del Guadalquivir,  las hoyas interiores de los sistemas Béticos (Guadix-Baza, Antequera, etc..), la depresión portuguesa del Tajo-Sado y las llanuras aluviales costeras mediterráneas.
1.2. Esquema-guión. Variedad litologica, dominio siliceo, calizo, arcilloso y arcilloso. Relieves de erosió...



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...