!ÁNIMO PARA LOS ESTUDIANTES DE LA PAEG!

jueves, 9 de junio de 2011

TIPOS DE TIEMPO DE LAS ESTACIONES EQUINOCIALES. PRIMAVERA Y OTOÑO.


El mapa del tiempo del Oeste presenta el estado de la atmósfera en superficie mediante isobaras o líneas que unen los puntos con la misma presión atmosférica, el 13 de febrero
de 1979. En él podemos distinguir los siguientes centros de acción:
– Centros de acción anticiclónicos: un anticiclón al sur de las islas Canarias, correspondiente en altura a la parte meridional de la trayectoria zonal que sigue la corriente en chorro.
– Centros de acción depresionarios: dos borrascas al norte y oeste de las Islas Británicas, asociadas a un frente ocluido, que corresponden a una borrasca situada al norte de la trayectoria zonal de la corriente en chorro. Coincidiendo con el flujo de esta corriente se suceden frentes fríos, en dirección oeste-este.
La Península se encuentra en una situación de flujo Pm, polar marítimo, del Oeste, caracterizada por la sucesión de borrascas atlánticas y frentes. Con esta situación las temperaturas son moderadas y las precipitaciones intensas, sobre todo en el oeste peninsular.
Hacia el este tienden a reducirse, dada la anchura del bloque peninsular y la protección que el relieve presta a la costa mediterránea respecto a los flujos del oeste. 
En Baleares también se producen precipitaciones, mientras que en Canarias, bajo la influencia de las altas presiones, las temperaturas son suaves y el tiempo estable.




El mapa del tiempo del SO presenta el estado de la atmósfera en superficie mediante isobaras o líneas que unen los puntos con la misma presión atmosférica, el 23 de septiembre de 1983. En él podemos distinguir los siguientes centros de acción:
– Centros de acción anticiclónicos: dos anticiclones polares marítimos al oeste de Islandia y un potente anticiclón polar continental, situado en el norte de Europa. Todos ellos corresponden en altura con dorsales de la corriente en chorro.
– Centros de acción depresionarios: una profunda borrasca al oeste de la Península Ibérica, asociada a frentes cálidos y fríos, que traduce una enorme vaguada de la corriente en chorro en las capas altas; y una borrasca térmica sobre el norte de África, motivada por el calentamiento del suelo, que corresponde a altas presiones en altura.
La Península se encuentra en una situación de flujo del SO, que canaliza aire Pm, polar marítimo, cálido y húmedo, por su recorrido meridional y marino, que posee una gran inestabilidad. Ocasiona temperaturas suaves e intensas precipitaciones, sobre todo en el oeste peninsular, donde puede producir el desbordamiento de los ríos. En cambio, en el norte de la Península, a sotavento del flujo, las temperaturas son cálidas y no se producen precipitaciones.
En Baleares y Canarias, en situación anticiclónica, el tiempo se mantiene estable, cálido, y sin precipitaciones.


El mapa del tiempo del Este presenta el estado de la atmósfera en superficie mediante isobaras o líneas que unen los puntos con la misma presión atmosférica, el 20 de marzo de 1982. En él podemos distinguir los siguientes centros de acción:
– Centros de acción anticiclónicos: un potente anticiclón, situado al sur de las Islas Británicas, que afecta a toda Europa y corresponde a la parte superior de una trayectoria en rombo de la corriente en chorro; y un anticiclón polar en el centro del Atlántico, que traduce una cresta anticiclónica de la corriente en chorro.
– Centros de acción depresionarios: una borrasca al oeste de Islandia, asociada a frentes fríos y cálidos, correspondientes a una vaguada de la corriente en chorro; y una borrasca térmica sobre el norte de África, que corresponde a altas presiones en altura.
La Península se encuentra en una situación de flujo del E, que canaliza aire Pm, polar marítimo, cálido y húmedo por su trayectoria marina. Provoca intensas precipitaciones en el litoral mediterráneo, acentuadas por el ascenso del aire por los relieves montañosos paralelos a la costa, que pueden causar desbordamientos en los ríos mediterráneos. En el resto de la Península, el tiempo es cálido y seco.
En Baleares esta situación también produce precipitaciones. En cambio, las islas Canarias, se encuentran en una situación de flujo del este, procedente de la borrasca norteafricana, que canaliza aire Tc, tropical continental, cálido y seco, que origina temperaturas elevadas y calima por las partículas de polvo en suspensión. La borrasca no produce precipitaciones, por la existencia de altas presiones en altura.

El mapa de la gota fría presenta el estado de la atmósfera en superficie mediante isobaras o líneas que unen los puntos con la misma presión atmosférica, el 19 de octubre de 1973. En él podemos distinguir los siguientes centros de acción:
– Centros de acción anticiclónicos: el anticiclón tropical de las Azores en el Atlántico, al oeste de la Península y alto en latitud, como corresponde a esta época del año, traduciendo una dorsal de la corriente en chorro.
– Centros de acción depresionarios: una borrasca al oeste de la Península escandinava, asociada a frentes cálidos y fríos, situada al norte de la trayectoria zonal de la corriente en chorro; y una borrasca en el SE de la Península Ibérica, correspondiente a una profunda vaguada de la corriente en chorro, que ha recuperado su trayectoria zonal al norte de esta, individualizando una gota fría.
En la Península, el aire frío de las capas altas, en contraste con el aire caliente de las capas bajas, genera una enorme inestabilidad, especialmente en el sector del SE: el aire frío, al descender, obliga a ascender violentamente al aire cálido y origina precipitaciones intensas, que pueden tener consecuencias catastróficas en este sector.
En Baleares y Canarias, en situación anticiclónica, el tiempo se mantiene estable y cálido.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...