!ÁNIMO PARA LOS ESTUDIANTES DE LA PAEG!

domingo, 23 de enero de 2011

LA DISTRIBUCIÓN DE LA POBLACIÓN AGRARIA EN ESPAÑA


La práctica que analizamos es un mapa de coropletas, es decir, un tipo de mapa temático que aporta información cuantitativa y refleja la distribución espacial de un fenómeno mediante tramas o gamas de colores. En este caso el mapa refleja la distribución y densidad de la población agraria según el porcentaje de población agraria por provincias. 
El numero de trabajadores dedicados al sector primario, principalmente empleados en agricultura o ganadería, ha sufrido un retroceso generalizado, actualmente la población ocupada en actividades agrarias es de 4,5% en 2007 y además es una población envejecida (más del 50% tenía entre 40 y 64 años). Este fenómeno, desarrollado en buena parte de los países desarrollados a venido a llamarse desagrarización. 
De un análisis del mapa podemos extraer varias conclusiones:
* El proceso de desagrarización y la actual distribución de la población agraria ha mostrado diversa intensidad regional:
- En Extremadura y Murcia aún representa un 10% del empleo total, superando también el 7% en Andalucía, Galicia, Castilla y León y Castilla-La Mancha.
- En Madrid supone menos del 1% de los ocupados, y no llega al 3% en el País Vasco, Cataluña y Baleares.
* El proceso de desagrarización ha sido más intenso en aquellos territorios que han conocido un mayor desarrollo industrial, cuentan con grandes ciudades, o presentan un fuerte crecimiento del turismo en las últimas décadas. Eso explica que en Madrid, el País Vasco, así como en buena parte de Cataluña y de los dos archipiélagos, el porcentaje de población agraria no supere el 2% del total de ocupados.
En cambio, los valores más altos de ocupación en actividades agrarias corresponden a las provincias del interior peninsular, en especial la que se corresponden con áreas montañosas y menos accesibles. En el litoral, tan solo las provincias de Murcia, Almería y Huelva presentan también porcentajes de población agraria superiores al 18%, debido a la expansión de la agricultura intensiva bajo plástico.
En todas las provincias, los trabajadores agrarios son minoría. Pero buena parte de sus productos son la base de la industria agroalimentaria y también contribuyen a preservar algunos productos de calidad vinculados a territorios concretos.
* Pueden señalarse como factores explicativos de la diferencias regionales dentro del proceso de desagrarización:
- La desigual importancia que estas actividades han tenido en el pasado.
- La condiciones naturales más o menos favorables al desarrollo agrario.
- La diversa capacidad de innovación mostrada por los agricultores para modernizar su actividad y obtener productos de más calidad, capaces de competir en los mercados.
* Las causas que han provocado este proceso, si bien múltiples y diversas, convergen con otro fenómeno paralelo y fundamental para entender la desagrarización: el éxodo rural ocurrido entre los años 1960 y 1975. Algunas causas relevantes de ambos procesos son:
- La mecanización de las tareas agrarias.
- La atracción ejercida por la industria y los servicios urbanos.
- En envejecimiento de la población.
- La escasa rentabilidad de los cultivos tradicionales. 
A modo de conclusión, se puede afirmar que en la calificada sociedad postindustrial las actividades agrarias de los países ricos han perdido importancia, no así en los países pobres, donde la población agraria sigue siendo mayoritaria. Pese a ello, actualmente la producción final agraria es un 30% superior a la de hace un cuarto de siglo, gracias a su mayor tecnificación y el aumento de su productividad. 



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...