!ÁNIMO PARA LOS ESTUDIANTES DE LA PAEG!

domingo, 29 de mayo de 2011

PRÁCTICA. CLIMOGRAMA DE SAN SEBASTIÁN

El climograma es un gráfico que representa las temperaturas medias mensuales (mediante una línea) y las precipitaciones (mediante barras) de una zona a lo largo del año. 

Las precipitaciones, 1529 mm, presentan un total muy abundante (superior a 1000 mm). Su distribución es bastante regular, pues no hay ningún mes con sequía o precipitación inferior a 30 mm. No obstante, se observa un mínimo muy relativo en verano y un máximo en otoño-invierno. Dadas las temperaturas de los meses invernales, caen en forma de lluvia. El total y el régimen de precipitaciones es propio del clima oceánico.
La temperatura media anual es moderada (13,1 ºC) y la amplitud térmica baja (11,2 ºC). El verano es fresco (ningún mes tiene temperatura media igual o superior a 22 ºC) y el invierno moderado (la temperatura media del mes más frío se encuentra entre 10 ºC y 6 ºC). 
Estas características térmicas son propias de la zona costera cantábrica. 
La relación entre temperaturas y precipitaciones indica que no existe en ningún mes (en ninguno se cumple el índice de Gaussen y en el climograma la curva de las temperaturas no supera la barra de las precipitaciones). El índice de aridez de De Martonne, es de 66,19 (superior a 30) por lo que el clima puede considerarse húmedo.
Las características analizadas corresponden a un tipo de clima oceánico, situado en la costa cantábrica de la Península. La regularidad de las precipitaciones se debe a que esta zona se encuentra todo el año bajo la influencia de las borrascas atlánticas. El total tan abundante se explica porque las precipitaciones se ven reforzadas además por un efecto de ascenso orográfico.
El mínimo relativo en el verano es muy poco notorio, característica propia del extremo oriental de la costa Cantábrica, que se encuentra menos protegido por la acción del anticiclón de las Azores en verano. La baja amplitud térmica se debe a la influencia reguladora del mar, que en invierno se comporta como una masa cálida respecto a la tierra, templando la temperatura, mientras que en verano actúa a la inversa, suavizando el calor.
Este clima lleva asociada una vegetación de bosque caducifolio (hayas y robles), landas (matorral denso de brezo, tojo y retama) y abundantes prados; y ríos caudalosos, de régimen regular y corto recorrido, al nacer en alturas cercanas al nivel de base (el mar) y por tanto, dotados de gran fuerza erosiva. Estas condiciones climáticas son favorables para ciertas actividades humanas, como la ganadería, la explotación forestal o la producción hidroeléctrica.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...