!ÁNIMO PARA LOS ESTUDIANTES DE LA PAEG!

viernes, 11 de marzo de 2011

PRÁCTICO. MAPA DE DISTRIBUCIÓN DEL TURISMO. DENSIDAD, ÁREAS, CAUSAS, CONSECUENCIAS Y SOLUCIONES.


El mapa temático de coropletas y figuras representa la densidad turística de las distintas regiones de España y los puntos turísticos más importantes.
Las áreas turísticas son espacios amplios que cuentan con una elevada densidad de turistas, tanto extranjeros como nacionales. Los puntos turísticos son focos turísticos aislados, ligados a atractivos concretos, como las estaciones de esquí, los centros de turismo rural y las ciudades históricas del interior peninsular.
De acuerdo con su uso, todos estos espacios turísticos pueden ser de temporada, si su estacionalidad es superior a la media (Cataluña y Baleares); o especialmente turísticos, por contar con estancias prolongadas (Canarias, Málaga, Alicante), o con visitas puntuales, pero sin notoria estacionalidad, relacionadas con su patrimonio histórico (Granada, Córdoba, Sevilla, Toledo).
La distribución espacial del turismo se caracteriza por los siguientes rasgos:
* Las áreas turísticas con mayor densidad de España son las zonas especializadas en el turismo de sol y playa y Madrid.
a) Las áreas turísticas de sol y playa son las islas Baleares y Canarias y la costa mediterránea peninsular. Todas ellas reciben una importante afluencia turística basada en sus favorables características climáticas y en sus excelentes playas. No obstante, presentan diferencias notables en tres aspectos:
- La accesibilidad ha favorecido el temprano desarrollo turístico de las zonas más accesibles a la clientela europea por carretera o por vía aérea, como Cataluña. En cambio, ha retrasado la ocupación de las áreas menos accesibles, como las zonas litorales alejadas de la autovía del Mediterráneo.
- El modelo de ocupación del espacio diferencia las zonas en las que los alojamientos e instalaciones turísticas se integran en los núcleos de población preexistentes, modificándolos o configurando ensanches (Benidorm, Torremolinos); y las zonas turísticas nuevas (Novo Sancti Petri en Chiclana de la Frontera).
- El tipo de alojamientos distingue zonas con predominio de establecimientos hoteleros o extrahoteleros; con modelos extensivos de baja densidad o intensivos en altura; con categoría alta o medio-baja; con clientela nacional o extranjera, etc.
b) Madrid, la capital administrativa y financiera del Estado, apenas posee estacionalidad turística y alberga una importante oferta hotelera destinada al turismo cultural y a un creciente turismo de negocios en torno a ferias, exposiciones, congresos y convenciones.
* Las áreas turísticas con densidades medias y bajas y los puntos turísticos están relacionadas con la difusión del turismo de sol y playa hacia espacios litorales o prelitorales próximos y con el crecimiento de otras modalidades turísticas diferentes al sol y playa.
a) Ciertos tramos del litoral y prelitoral mediterráneo y suratlántico se han incorporado al turismo de sol y playa como resultado de la reestructuración de los espacios litorales tradicionales y de la demanda de espacios menos saturados.
b) El litoral gallego y cantábrico ofrece áreas costeras e interiores no masificadas y destacados paisajes rurales y naturales.
c) Los puntos turísticos más destacados son las estaciones de esquí, los centros de turismo
rural y las ciudades históricas y artísticas. En estas últimas predominan la estancias cortas de fines de semana y puentes y las visitas dentro de viajes de ocio.
Las causas del importante desarrollo turístico de España son la diversidad de sus recursos naturales y culturales para esta actividad.
a) Entre los recursos naturales destacan:
• Relieves diversos: montañas que permiten practicar el esquí, la escalada, el excursionismo, el senderismo; los deportes de aventura como el barranquismo; y formaciones geológicas de interés (relieves cársticos, volcánicos, etc.).
• Condiciones climáticas favorables: verano caluroso y seco, ideal para el turismo de sol y playa; viento para la práctica de la vela y el windsurf; diversidad de recursos hídricos (mar, ríos, lagos, embalses, manantiales de aguas termales o mineromedicinales) que permiten practicar natación, pesca, descensos en canoa, deportes náuticos, como el remo, la vela, el surf o la motonáutica, y el turismo de balneario o de salud.
• Formaciones vegetales variadas y de gran valor ecológico, que permiten la práctica del turismo verde y actúan como factor acompañante de ciertas modalidades de turismo, como el excursionismo, el ecoturismo, o el turismo de descanso.
• Espacios naturales protegidos que combinan la protección medioambiental con un uso recreativo y turístico reglamentado.
b) Entre los recursos culturales figuran:
• Sitios arqueológicos, monumentos, museos, ciudades Patrimonio de la Humanidad (Ávila, Salamanca, Segovia, Toledo, Granada); exposiciones culturales.
• Centros religiosos (Santiago de Compostela, Montserrat, Covadonga, Guadalupe).
• Ferias y congresos, que responden a motivos de negocio pero acaban convirtiéndose en actividades turísticas.
• Fiestas, manifestaciones folclóricas y gastronomía.
Las consecuencias de la concentración turística en ciertas zonas son: demográficas (atracción de población y mayor peso de las actividades económicas del sector terciario); en el poblamiento (extensión urbana y de las conurbaciones costeras); económicas (el turismo crea empleo, riqueza y mejor dotación de infraestructuras y servicios); políticas, culturales y sociológicas (acerca a los pueblos, incide en los modos de vida de la sociedad local y afecta a la calidad de vida de los residentes); espaciales (especulación, alta densidad de construcción, transformaciones en el medio y en la economía del entorno), y medioambientales (urbanización incontrolada, contaminación, destrucción de espacios naturales, etc.).
Entre las soluciones para paliar los desequilibrios temporales y territoriales del turismo figuran el fomento de nuevas modalidades de turismo no estacionales, como el rural, el ecológico y el urbano; y la incorporación de nuevos mercados, como el turismo de la tercera edad. Para hacer frente a los problemas medioambientales, se requiere estudiar previamente el impacto ambiental de los proyectos, cuidar la estética paisajística y constructiva y recuperar los espacios degradados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...