!ÁNIMO PARA LOS ESTUDIANTES DE LA PAEG!

domingo, 20 de febrero de 2011

PRÁCTICA: GRÁFICO SOBRE LA EVOLUCIÓN DE LA ACUICULTURA EN ESPAÑA.

La acuicultura es la cría de especies vegetales y animales acuáticos, marinos o de agua dulce. En España ha conocido una rápido crecimiento en las dos últimas décadas, hasta producir hoy más de 360.000 toneladas anuales, que superan en un 80% la producción obtenida.
España reúne condiciones favorables para esta actividad, por lo que se está fomentando como forma de aumentar el abastecimiento de pescado, debido a la fuerte demanda existente y las dificultades para faenar es necesario buscar nuevas alternativas para satisfacer el mercado.
   Las condiciones positivas que presenta España para el desarrollo de la acuicultura son:
 - Buena preparación técnica.
 - Larga experiencias en la comercialización.
 - Longitud de nuestras costas.
 - La diversidad del litoral, que facilita la explotación de especies muy  variadas.
 - La alta calidad de las especies explotadas, que lleva consigo una alta rentabilidad.
 - Una climatología suave.
 Las principales especies de peces son la dorada, rodaballo y lubina (unas 25.000 t), en el caso de la acuicultura marina, junto a la trucha (otras 30.000 t) en la acuicultura continental. Pero el volumen de producción más alto corresponde al cultivo del mejillón en las rías gallegas, que alcanza las 250.000 toneladas anuales. 
Distinguimos dos tipos de acuicultura:
a) Acuicultura continental o de agua dulce.  Cuenta con más de 2 000 piscifactorías. Sus actividades son diversas: cría de peces para consumo humano (tru­cha arco iris) en Galicia, Cataluña y ambas Castillas; astacicultura o cría de crustáceos (cangrejos rojos, camarones) en las marismas del Guadal­quivir y Doñana; y producción de huevos y de animales para la repo­blación (alevines de salmón, carpa real, trucha común o cangrejos autóc­tonos). El problema principal es el continuo crecimiento de los costes de producción, que no puede solventarse con un incremento del precio del producto debido al exceso de oferta y a la competencia internacional.
b) Acuicultura marina. Se orienta principalmente a los moluscos, so­bre todo el mejillón, que se concentra en Galicia; en cantidad menor, se cultivan ostras, en la costa catalana, y almejas. Entre los peces destacan la lubina, la dorada y el rodaballo. La acuicultura marina puede ser ex­tensiva (solo interviene en algunas fases de la producción) o intensiva (interviene en todo el proceso vital de la especie). 
Las principales principales regiones productoras se corresponden con las de mayor actividad pesquera, con Galicia (Rías Baixas sobre todo), Andalucía (golfo de Cádiz y marismas del Guadalquivir) y Canarias a la cabeza, aunque las piscifactorías también se extienden por el litoral mediterráneo.



La tabla muestra la evolución de la acuicultura en España entre 1990 y 2006. Esta actividad consiste en la cría de especies vegetales y animales acuáticos, marinos o de agua dulce. La producción española es muy considerable, debido a que reúne condiciones favorables para ella, como la existencia de costas largas y de características diferentes, que permiten especies variadas y de calidad.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...